Y si digo a todo que sí…?

Pepincho es un erizo que no se atreve a decir que NO a nada por miedo a no tener amigos, por complacer a los demás y por el miedo a ser rechazado, y va dando sus propias púas a todos los animales que se lo piden, sin caer en la cuenta de que sus púas son indispensables para él. 

La asertividad, el aprender a decir que no y aprender a aceptar que nos digan que no, es una lección que debemos aprender porque nos podemos encontrar en situaciones similares. Es importante saber decir lo que queremos y necesitamos, escuchar las necesidades personales y poner límites a los demás, sin ofender o dañar a nadie, en eso consiste la asertividad. 

Después de ver el corto… ¿te has sentido así alguna vez? ¿te ha hecho pensar o acordarte de algo? ¿lo quieres compartir…?